El secreto para vender más con anuncios de Meta

secreto vender mas con meta
Descubre como te podemos ayudar sin compromiso
¡Aquí puedes obtener una Consultoría GRATUITA!

Antes de dar luz verde a tus campañas, descubre el factor decisivo que hará despegar tus campañas de Meta.

Cada día miles de marcas se publicitan en META Ads tras definir una estructura, plantear unos objetivos y decidir su presupuesto. Pero al tratarse de una inversión, siempre existe un riesgo asociado y sus cabezas se llenan de dudas sobre la idoneidad de lo que están planteando.

La realidad es que existe un componente clave que muchos pasan por alto y que será determinante en el éxito de sus campañas, el contexto. Por eso vamos a darte las tres formas en las que debes estudiarlo antes de darle al play para aumentar exponencialmente las posibilidades de alcanzar tus objetivos.

1. El punto de partida

Debes recordar que toda cuenta publicitaria tiene un proceso de aprendizaje a través de la recolección de data con el píxel y la API. No debes tratar ni plantear de la misma forma tus campañas si estás empezando de cero, si vienes de un periodo de inactividad largo o si ya tienes un histórico importante.

En el primer caso debes imaginarte tu cuenta como un bebé recién nacido, necesita pasar por un periodo de aprendizaje en el que comience a alimentarse de data, así META irá identificado a tu cliente potencial de una forma más definida y cada vez le será más sencillo acercarte a tus objetivos. En este punto son interesantes las estructuras simples con campañas de tráfico o de conversión dirigidas a eventos del comienzo del funnel.

Si tu cuenta lleva inactiva mucho tiempo, es importante que entiendas que el algoritmo y el ecosistema de META pueden haber cambiado mucho desde la última vez que tus campañas estuvieron activas. Revisa detenidamente qué estructura y campañas funcionaban para ti y reactiva dándoles seguimiento, puede que el performance se vea afectado de forma drástica y necesites pivotar hacia otra metodología, pero ten en cuenta que en cualquier caso, hará falta algo de tiempo para que tu cuenta publicitaria vuelva a entrar en una buena dinámica.

Por otra parte, en el caso de una cuenta con histórico, tienes que ver todas tus inversiones previas como aprendizajes de qué hacer y qué no hacer. Tu prioridad en este caso debe ser no volver a cometer los mismos errores que en el pasado, por lo que te recomendamos realizar una auditoría de tu cuenta en profundidad antes de plantear los siguientes pasos, así garantizarás que inviertes de la forma más efectiva posible.

2. Estudia tu sector y competencia

No puedes ignorar el entorno en el que compites ni su estacionalidad. Aquí es clave que analices de forma exhaustiva qué están haciendo tanto tus marcas de referencia como tu competencia, para esto puedes hacer uso de la herramienta Meta Ads Library, la cual muestra los anuncios que tienen o que han tenido activos cualquier cuenta publicitaria y por cuánto tiempo. Esto te dará una pista de qué está funcionando mejor.

Además, debes mantenerte  al tanto de las tendencias del mercado. Es clave que identifiques posibles cambios en el comportamiento del consumidor, nuevas tecnologías o productos que se estén abriendo hueco en tu industria.

El factor estacionalidad también tiene mucha relevancia, no puedes plantear la misma estructura en un momento de temporada baja que en tu mes más rentable históricamente, en el primer caso debes generar alcance, leads e interacción, para que cuando se dé el segundo, puedas rentabilizar al máximo esas audiencias.

3. Conoce y define a tu Buyer Persona

Por último, es fundamental comprender a tu audiencia objetivo. Antes de crear y lanzar una estructura de campañas en Meta, debes tener una comprensión profunda de quiénes son tus clientes ideales.

Los datos demográficos son un punto de partida importante. Estos incluyen factores como la edad, el género, la ubicación geográfica, el nivel socioeconómico y el estado civil. Sin embargo, es fundamental profundizar más para obtener una imagen completa de tu audiencia.

Los datos comportamentales son otra pieza clave. ¿Cómo interactúan tus clientes potenciales con tu marca y tus productos? ¿Qué acciones que puedan indicar sus intereses y necesidades? Analizar el comportamiento de navegación, las interacciones en redes sociales y las actividades de compra te proporcionarán información valiosa sobre las preferencias y hábitos de tus clientes.

Además, no subestimes el poder de los datos psicográficos. Estos se refieren a las características y cualidades internas de tus clientes, como sus valores, creencias, intereses y estilos de vida. Entender estos aspectos más profundos te permitirá conectar emocionalmente con tu audiencia y crear mensajes que generen un vínculo con ellos a un nivel más personal.

Cuanto mejor entiendas a tu público objetivo, más precisamente podrás dirigir tus mensajes y ofertas, lo que aumentará la relevancia y la efectividad de tus anuncios.

Toma consciencia de toda la información de la que dispones y que en muchos casos no utilizas, además de utilizar datos y análisis, no subestimes el valor del conocimiento interno de tu empresa. Tu personal de atención al cliente puede ser una fuente clave de información sobre las preguntas, preocupaciones y necesidades de tus clientes. Su experiencia les brinda una perspectiva única que puede enriquecer tu comprensión de la audiencia y ayudarte a definir la estrategia a seguir.

Después de revisar con detenimiento estos tres puntos y validar tu estructura de campañas en base a ellos, estarás preparado para dar luz verde y activar garantizando unos resultados óptimos, pero no olvides que este es solo el principio, ahora la clave será revisar tus campañas y definir los siguientes pasos en función de los resultados, solo así podrás acercarte cada vez más a tus objetivos.

Descubre como te podemos ayudar sin compromiso
¡Aquí puedes obtener una Consultoría GRATUITA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X