Consejos para mejorar la tasa de apertura de tus correos electrónicos

240508 IMG ENTRADA MEJORAR APERTURA CORREOS 02 1
Descubre como te podemos ayudar sin compromiso
¡Aquí puedes obtener una Consultoría GRATUITA!

Una guía completa para generar asuntos y preview eficaces

Hoy vamos a hablar de algo crucial en email marketing y que a veces no tenemos en cuenta en nuestra estrategia digital: ¿cómo hacer que nuestros emails destaquen en las bandejas de entrada de los suscriptores?

Hoy vamos a compartir algunos consejos prácticos para mejorar la tasa de apertura de los correos electrónicos y hacer que los mensajes sean imposibles de ignorar.

1. Antes que nada, ¿qué es la tasa de apertura en email marketing?

La tasa de apertura es el porcentaje de destinatarios que abren el email, del total de todos los que lo recibieron. Es como el termómetro que mide la efectividad y el atractivo de los asuntos y previews. 

Pero el secreto está en que, no solo se trata de que terminen abriendo ese correo electrónico, sino lo que hacen después: ¿leen el contenido?, ¿hacen clic en los enlaces?, ¿o simplemente pasan por alto tu mensaje?.

2. ¿Hay una tasa de apertura “buena” en email marketing?

Esta es una pregunta muy recurrente entre los especialistas, pero ¿sabes qué?, no hay una respuesta única y definitiva. 

Lo que se considera una «buena» tasa de apertura, puede variar según muchos factores: la  industria de la empresa, la frecuencia del envío, el día y la hora del envío, el tamaño y la calidad de la audiencia, y hasta el tipo de correo electrónico que estamos enviando: no es lo mismo un correo transaccional, que una newsletter.

En general, una tasa de apertura promedio oscila entre el 15% y el 25%. Pero no es necesario preocuparse en exceso por cumplir estos estándares, ya que lo que realmente importa es superar las propias métricas anteriores y que los emails lleguen a las personas adecuadas.

3. Preocúpate por conocer a tu audiencia

Antes de empezar a redactar el asunto y el preview text, es necesario conocer al público que lo va a recibir: ¿qué es lo que realmente le interesa?, ¿por qué están suscritos en tus comunicaciones?, ¿qué les hace clickear en un email y qué les hace borrarlo sin abrirlo?…

Y esto, ¿cómo lo puedes saber?

  • ¡Pregúntales!. Pero claro, hazlo con tacto: realiza encuestas breves con pocas preguntas.
  • Y monitoriza los resultados: observa los enlaces que reciben más clics en los correos, los productos que más se venden, qué días y horas funcionan mejor.

Cuanto mejor entiendas a la audiencia, más efectivos serán los asuntos.

4. Sé claro y conciso, dale al Asunto la importancia que se merece

No hay tiempo que perder en la bandeja de entrada. Los suscriptores necesitan saber de un vistazo lo que tienes que decirles y por qué deberían abrir ese email. 

Los asuntos deben de ser breves, pero poderosos. ¡Piensa en ellos como mini titulares de noticias!

  • El asunto no debe superar las 9 palabras y los 60 caracteres. Y en móviles sólo se mostrarán los primeros 30 caracteres, así que utiliza la extensión justa para que se pueda leer completo desde este dispositivo.
  • No utilices más de 1 emoticono a la vez.
  • No incluyas más de 3 signos de puntuación por línea de asunto.
  • Te recomiendo añadir números a los títulos siempre que se pueda.

5. Usa la personalización, ¿a quién no le gusta sentirse especial?

Casi todas las plataformas de email marketing tienen la opción de incluir el nombre del destinatario en la línea de asunto o en el preview del correo electrónico, ¿por qué no aprovechas esta funcionalidad?. Es una manera sencilla pero muy efectiva de captar la atención.

6. No decaigas en el intento: prueba, prueba y vuelve a probar

Lo que funciona para una marca, no tiene por qué funcionar para otra, así que olvídate del temor a experimentar con diferentes tipos de asuntos y previews. Realiza test A/B y descubre qué funciona mejor con tu audiencia y ajusta la estrategia en base de esos resultados.

7. Revisa estos consejos y evita que los emails entren en la bandeja de spam

Asegúrate de que tus mensajes lleguen directo a la bandeja de entrada de los suscriptores y no se pierdan en el limbo del spam.

  • Utiliza una dirección de email con dominio propio, olvídate de los noreply. 
  • Nunca compres una lista de email.
  • Haz limpieza cada cierto tiempo y elimina de la lista a las personas que llevan muchos días sin abrir ni interactuar con los emails.
  • Evita los acortadores de URL, como Bitly o el mismo acortador de Google.
  • No abuses de las imágenes, ya que es una práctica gastada por los spammers para esconder información y que no pueda ser leída por los ISP.
  • Olvídate de incluir palabras engañosas en el asunto, como “factura”, “urgente”, “lotería”, “gratis”, “free”, “garantizado”, “sin compromiso”, “pincha”, “compra ahora”, “descuento”, “oferta” y “dinero”…
  • Evitar abusar de las mayúsculas. Para muchas personas, las mayúsculas equivalen a un grito.
  • No utilices demasiados signos de puntuación
  • Nunca incluyas un archivo adjunto. Para eso están las landing pages. 
  • Y muy importante, incluye siempre un enlace para darse de baja en todos los emails, e intenta que esté lo más visible posible.

En resumen, la tasa de apertura, es el indicador que mide si los mensajes están llegando al corazón de los suscriptores, y ya de paso a las bandejas de entrada. Es solo el comienzo de esta historia, pero es uno de los capítulos más importantes para entender el éxito de las campañas de email marketing.

Mejorar la tasa de apertura de los correos electrónicos no es un proceso instantáneo, pero si tienes paciencia, creatividad y un poco de prueba y error, verás los resultados más pronto de lo que te esperas.

Recuerda que lo primero son tus suscriptores, así que ofréceles contenido valioso que les haga querer abrir cada uno de tus correos electrónicos. 

Descubre como te podemos ayudar sin compromiso
¡Aquí puedes obtener una Consultoría GRATUITA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X