Los 7 Pecados Capitales en tu marketing para moda online

A nadie le gusta ser pecadores, pero muchas veces, nos dejamos llevar por la lujuria, la soberbia o la pereza. En el mundo del marketing tampoco nos libramos, aquí van los 7 pecados digitales que cometemos en nuestra tienda de moda online.

Pecado #1: No hacer Tracking

¿Sabemos por dónde entran los clientes a nuestra tienda de moda online? ¿A qué horas solemos tener más ventas durante el día? ¿Qué días de la semana?  Si no lo sabemos, deberíamos empezar a saberlo. Datos como estos son esenciales para refinar nuestra estrategia de marketing, incrementar el deseado ROI y sacar el máximo jugo nuestro presupuesto publicitario.

¿Cómo es posible controlar todos estos datos? Con nuestro fiel compañero de viaje para e-commerce (y páginas web en general): Google Analytics. Una herramienta indispensable para averiguar datos como:

– Ventas totales
– Ingresos totales
– Ingresos por producto
– Número de ventas por producto concreto
– Total de productos vendidos en un rango de tiempo determinado
– Número de ventas únicas

Imaginemos que tenemos un producto o una categoría entera que no se esté vendiendo bien.  El tracking nos puede ayudar a determinar cuál es la posible causa.  También nos ayuda a ver cuando la gente está comprando  y cuando no, para poder focalizar esfuerzos en la hora puntas y exprimir cada céntimo que invirtamos en marketing.

Hacer un seguimiento es obligatorio en nuestra tienda de ropa, así de claro. Por tanto, tengamos bien configurada nuestra cuenta de Analytics.

Pecado #2: Ignorar el ciclo de compra

El ciclo de compra o Buyer’s journey, es todo el itinerario que recorre  un consumidor, desde que se interesa por una prenda de moda de nuestra tienda online hasta que toma la decisión de comprarla o no.

Hay que entender que no todo aquel que entra nuestra tienda online está listo para realizar una compra. Esto no significa que no vayan a comprar en un futuro. Tampoco significa que debamos ignorarlo hasta el momento que decidan comprar.

Por lo tanto, es un pecado capital centrarse únicamente en los resultados finales (la compra), y no el camino que le ha llevado a tomar esa decisión.

Dicho esto, deberíamos valorar a cada usuario que entra en nuestra web, independientemente de en qué ciclo de la compra se encuentre. Hemos trabajado duro para atraerlos hasta nuestra tienda, así que aprovechemos el hecho de que han mostrado interés en aquello que ofertamos.

“Keep in touch”. Mantengamos el contacto con los visitantes que recibimos. Si todavía no lo estamos haciendo, recolectemos sus cuentas de email ofreciéndoles algo de valor a cambio; como una guía de tendencias de moda, un cupón, o un adelanto de la próxima colección.

Una vez tengamos su contacto, sin abusar, les podemos ofrecer descuentos especiales, mostrar nuestros modelos más exclusivos, cuáles son las mejores combinaciones… A largo plazo, tendremos una exposición brutal de nuestra tienda y suficiente influencia para que finalmente nos compren.

Pecado #3: No realizar Test A/B

Hacer pruebas A/B, aunque suene aburrido, es en realidad una de los recursos más esclarecedores para nuestra tienda de fashion.

A/B testing es una herramienta de usabilidad que nos permite comparar pequeños (o a veces grandes) cambios en la forma en que los usuarios interactúan con tienda online de moda.

Por ejemplo, cuando un cliente potencial hace click en alguno de nuestros ads son dirigidos a una landing page. Si decidimos crear varias versiones de esa landing page y medir la respuesta (recuerda el primer pecado: hacer tracking) que obtenemos de cada una, podemos observar si hemos conseguido que más usuarios nos dejen su mail e  incluso entren a comprar algo, con una landing page más amable al ofrecerle, por ejemplo, una oferta especial de una forma, o al contrario hemos sido muy agresivos en la otra y les hemos asustado.
No siempre vamos a obtener un claro resultado de cuál manera es mejor, pero si merece la pena ir probando.

A su vez, dentro de la tienda, podemos crear diferentes presentaciones de nuestras prendas para observar como la gente interactúa con ellas. Para esto podemos utilizar herramientas como CrazyEgg o Hotjar que nos permiten generar mapas de calor  para ver por donde mueven el cursor los usuarios, o donde y cuando clican en un botón o página concreta.

Testear es una manera original de perfeccionar la estrategia de marketing para nuestra tienda de ropa o calzado.
No puede existir el “satisfecho” en nuestro vocabulario. Tenemos que estar continuamente probando cosas nuevas para conseguir los mejores resultados posibles.

Pecado#4: No optimizar nuestro marketing en el mundo de la moda

Cuando algo no funciona, cámbialo.

No tiene sentido esperar diferentes resultados sin realizar ningún cambio. Necesitamos tener cierta flexibilidad para cambiar partes de nuestra estrategia basados en el rendimiento que nos está dando cada acción que tomamos.

Ya hemos hablado de lo importante que es tener un control de lo que pasa en nuestra web, pero, ¿de qué sirve si no tomamos  acciones al respecto?

Un caso claro podría ser el típico bolso que no se vende, que vemos que poca gente interactúa con él. Eso es una clara señal de que algo hay que cambiar. Si nos fijamos en qué hace triunfar a nuestros productos estrella, y trasladamos esos elementos a nuestros productos menos vendidos, estaremos optimizándolos y posiblemente obteniendo más interacciones.

Lo mismo deberíamos hacer con los procesos de compra de moda y la manera que interactúa el cliente por la tienda online. Sigamos optimizando, pues seguro que la competencia lo está haciendo.

Pecado#5: No estar blogueando sobre moda

¿Bloguear o no Bloguear? Ni nos planteamos la cuestión.

Un blog puede ser una herramienta de marketing  muy potente si se le da un buen uso. Crear contenido que a nuestros  clientes les aporte valor puede dirigir mucho tráfico hacia nuestra tienda online de moda.

Eso si, debemos de crear contenido atractivo, que sea relevante con el nicho de moda que ocupamos en el mercado. Así, mejoraremos los motores de búsqueda y nuestros clientes nos podrán encontrar más fácilmente de manera orgánica. 

Además, podemos utilizar ese contenido en Facebook para atraer a más prospectos y viejos clientes. Si encima promocionamos ese contenido, con un targeting optimizado, nos encontrará el deseado «comprador ideal».

La gente comprar a marcas en las que pueden confiar. Intentar venderles productos de forma directa y continuamente hace perder confianza en el comprador, esta es la belleza del content marketing, crear y compartir contenidos interesantes y con valor donde exponer nuestra marca y lo que vendemos sin que el cliente se sienta presionado a comprar. Es más, se sentirá agradecido por la información que le hemos proporcionado. Esa apreciación se convierte en confianza, y eso vale oro en el mundo de la moda y el marketing.

Pecado#6: Ignorar el SEO

Este pecado es de los gordos. Nuestra tienda de moda vende a través de internet, ¿cierto? Bien, pues la única manera de que nos encuentran es mediante anuncios de pago o motores de búsqueda (search engine, sí, las dos primeras siglas de SEO) Entonces, ¿por qué vamos a ignorar este gran recurso de tráfico a nuestra web?

Está claro que los ads nos dirige un buen tráfico a nuestro negocio, pero sin SEO, nuestro puzzle de e-commerce marketing moda se queda incompleto. Es más, nos estaríamos dejando una pieza clave en este puzzle.

No hay que tomarse en vano que lo que hoy funciona bien, mañana quizás no. Nuestra competencia lucha por ser mejores. Si de verdad queremos hacer crecer nuestra tienda online, no debemos depender únicamente de nuestros ads.

El SEO nos ayudará a tener resultados a largo plazo sin abusar de nuestro presupuesto, y nos dará un gran potencial para obtener grandes volúmenes de tráfico.

Pecado#7: No crear comunidad

Crear una comunidad es esencial hoy en día. El éxito de muchas marcas de moda en las redes sociales se debe en gran parte a la sensación de sentirse parte de un grupo o movimiento que consiguen transmitir.

Debemos transmitir a nuestros clientes, de la mejor forma posible, una sensación de comunidad. Hay que darles razones para que se pasen por nuestro blog, interactúen en nuestros perfiles de Facebook o Instagram, ofreciéndoles sorteos de nuestras mejores prendas, respondiendo a sus opiniones, mostrándoles nuestras novedades o haciéndoles partícipe de nuestra marca.

Si desarrollamos una comunidad al rededor de nuestra marca, nuestros clientes ideales nos encontraran por sí mismos. Al fin y al cabo, conseguiremos ventas si, pero también una relación especial con personas, cosa que muchas marcas del mundillo pasan por encima.

La lealtad de nuestra comunidad se traducirá directamente en nuestro éxito

· · ·

En Roas Hunter queremos ayudarte a crecer tu negocio

¡Aquí puedes obtener una Consultoría GRATUITA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *